Persistencia testaruda, clave del éxito.

d2629e7b724864ba28132e84a88123d1La persistencia es una de las llaves del éxito en nuestras vidas, un estado mental que nos conduce a no darnos por vencidos y a intentar de todas las formas posibles el logro de nuestras metas, sin caer en el “ya no puedo más” y teniendo en cuenta que “nuestras fortaleza es casi infinita”, como plantea María Belón, la chica de “lo imposible”, el film taquillero basado en la historia real de una familia que sobrevivió al tsunami en el 2004.

Navegando por la red en busca de las claves y herramientas para potenciar la virtud de la persistencia me topé con el artículo de Ligia Olvera para El Financiero, ella llama a esa fuerza inspiradora que nos propone ser resilientes ante la adversidad y perseverantes ante nuestras metas la “persistencia testaruda”, una invitación a ver la vida parecida más a una maratón que a una carrera de velocidad, conscientes de nuestro ejemplo, propósito e impacto en el mundo.

En su artículo, para humanizar el concepto, cita a Silvia Baltodano, una mujer costarricense en plena construcción de sus sueños: “El secreto está en mantener los ojos y el corazón en la meta y una vez que se llega vivir el momento y disfrutar cada segundo. Y luego volver a empezar otra meta, otro sueño. Y así sucesivamente. Pero disfrutar el proceso, porque ahí es donde está la verdadera felicidad. Rodéense de la gente correcta, hará el camino más ameno, compartirá la carga y también los logros.  No es fácil, cumplir un sueño nunca es fácil. Si lo fuera no habría sueños que cumplir, y eso es lo que nos hace especiales.”

¡Concreto, ¿no?! Basados en esta reflexión consideremos entonces la posibilidad de ser testarudamente persistentes para lograr eso que nos merecemos.

Plan: teniendo claro a dónde queremos llegar, lo primero será hacer un mapa mental, luego activarse a generar las acciones necesarias para transitar el camino sabiendo que podemos fracasar y que el fracaso será parte del éxito, mientras nos mantengamos en un nivel de pensamiento en donde las emociones no dominen nuestras acciones y la “ley de la perseverancia” juegue el papel más importante.

Recordemos que las emociones son señales y herramientas para guiar nuestras acciones, sin embargo, antes de tomar una decisión importante debemos respirar y recobrar la calma y el equilibrio, conectarnos con nuestra espiritualidad y buscar nuestra luz interior. Cada suceso en nuestra vida sirve a un propósito más elevado. Nuestra evolución personal depende del aprendizaje extraído de cada acontecimiento y del significado que tenga en nuestro plan. Todo en el universo obedece a un orden y a un plan del cual nosotros formamos parte.

La estrategia para mantenernos testarudamente persistentes será poner con fuerza nuestra mente, foco y fe en lo queremos lograr, a pesar de los muchos “asesinos de sueños” que aparezcan para condenar al fracaso nuestras metas. Tener la certeza sobre la posibilidad de alcanzar lo que deseamos, nuestra persistencia y una buena planificación, garantizarán nuestro éxito.

Con eso en mente y corazón desistir será imposible…

¿Rendirnos? ¡¡Jamás!! 😉

 

¡¡Feliz mañana!!

Acerca de Ana Iriza C.

Ana Adela Iriza, curiosa del comportamiento humano... Licenciada en comunicación social. Graduada en la Universidad Central de Venezuela. Directora de la Revista Marcas Venezuela y de Pent House Creativo, Estudio de Planificación y Soluciones Editoriales.

Publicado el 22 noviembre, 2016 en Actitud positiva, Alcanzar los sueños, Citas de vida, Desarrollo humano, Desarrollo personal y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario