5 Acciones para saltar de una zona de confort a otra…

la-vidaPodemos ver la zona de confort como una de esas divinas estaciones de servicio, recarga y planificación que encontramos en el camino de un largo viaje. Como un oasis de corta permanencia donde descansamos, meditamos, evaluamos y soñamos. Un placentero lugar que irá perdiendo su encanto en la medida en la que entendemos que podemos ser más felices y conquistar espacios más evolucionados y apegados a nuestra visión de vida, propósito y sueño. Lo bonito de cada zona de confort es la energía y felicidad que nos brinda, motivándonos a saltar de una en otra infinitamente a lo largo de nuestra vida manteniéndonos siempre positivos.

Ni la vida más corta la podemos hacer de un solo tirón. Vivir implica hacer escalas para recobrar fuerzas, disfrutar un tiempo de nuestros logros, y luego enérgicos, conquistar nuevos horizontes. Necesitamos ir evolucionando, y la forma de lograrlo es convirtiéndonos en expertos saltadores de zonas de confort.

¿Qué hace falta? ¡Valentía! Arriesgarnos a ser cada día una mejor versión de nosotros mismos, elevar nuestras capacidades y estar dispuestos a sacarle el jugo a nuestra existencia.

Pasos para lograrlo:

Creer en uno mismo y visualizar.

Todo comienza con un acto de fe. La mente puede ser una poderosa herramienta positiva a nuestro servicio. Para tener éxito debemos estar absolutamente convencidos que tenemos algo genuino que aportar. Conectados con nuestro interior podemos exteriorizar cualquier idea creativa y lograr materializar nuestra visión. Recordemos que todo proceso de cambio surge de adentro hacia afuera.

 

Enfoque y determinación.

Somos los únicos responsables de nuestra propia felicidad, nadie tiene la obligación de completarnos o hacernos felices. Si no logramos con nuestras propias manos y armas nuestro bienestar es por falta de autoconocimiento, desprecio por nuestros talentos y carencia de propósito. La clave más poderosa para mejorar es la autorrealización y conocimiento de nuestras capacidad genuina y talentos naturales. Es importante conseguirle sentido a nuestra vida y desarrollar nuestras habilidades naturales, así creamos un enfoque claro y atractivo que nos motive e impulse.

 

Persistencia y flexibilidad.

La confluencia de ambas virtudes es determinante para lograr nuestros objetivos sin afectar nuestra paz interior.  Significa trabajar constantemente con la mira puesta en nuestro sueño, conociendo el propósito de cada acción dentro del plan y siendo lo suficientemente creativos para realizar cualquier cambio de acción, si ésta no nos está dando el resultado esperado. Sólo así podemos garantizar el éxito más allá de los obstáculos.

 

Experimentar y evolucionar.

Si estamos satisfecho con nuestros resultados, celebramos y repetimos mientras nos sigan haciendo crecer. Y si comentemos un error, lo aceptamos como semillas de aprendizaje y oportunidad de gran mejora. Entonces volvemos a intentar, pero esta vez con experiencia.

 

Despedir al miedo.

Si algo nos asusta y vale la pena, no lo dejamos ¡lo hacemos con miedo!

Dicen que “todo lo bueno comienza con un poco de miedo”.

 

No hemos venido al mundo para estar cómodos o estancarnos en una posición de aparente “felicidad”. Cada día nos brinda la oportunidad de ir más allá de los límites establecidos por nuestra mente. Hay que aprovechar y lograr un aprendizaje renovador que nos catapulte a un nuevo nivel de conciencia y felicidad.

Quizás no todas las noches llegaremos a nuestra almohada sintiéndonos cómodos, pero seguramente llegaremos conscientes y esperanzados porque estamos construyendo una mejor versión de nosotros mismos. Cada noche nos brinda la opción de recargar y prepararnos para comenzar una nueva aventura la mañana siguiente. Cada día es una vida en miniatura…

 

¡¡Feliz día!!

Acerca de Ana Iriza C.

Ana Adela Iriza, curiosa del comportamiento humano… Licenciada en comunicación social. Graduada en la Universidad Central de Venezuela. Directora de la Revista Marcas Venezuela y de Pent House Creativo, Estudio de Planificación y Soluciones Editoriales.

Publicado el 18 octubre, 2016 en Actitud positiva, Alcanzar los sueños, Desarrollo humano, Desarrollo personal y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario