Aprender a emprender con propósito

crecer crearSoy testigo, he visto gente maravillosa y talentosa luchar cada día contra la adversidad y lidiar con sus dos realidades: la del empleo que le da el sustento y la del sueño que sabe que tiene un futuro increíble. He visto a gente brillante sacrificar lujos para seguir invirtiendo en sus ideas y he estado allí cuando se exponen ante al mundo para gritar “tengo un sueño y lo voy hacer realidad”. ¿Sabes qué es lo que diferencia a estas personas de todas aquellas que también están inconforme con su realidad y no se mueven? Su compromiso con ellas mismas y con su felicidad.

El camino al logro y a la plenitud está labrado de esfuerzo y mucho empeño, negociación con uno mismo, mucha motivación, amor por lo que hace y pasión para entrar en acción.

El mercado laboral actual ha cambiado, para algunos ese cambio es trágico y frustrante, para otros, es una oportunidad de crecer y demostrar lo que valen, pues ya no hace falta esconderse detrás del viejo esquema de trabajo, no hace falta esperar que cambien las circunstancias externas. Hace falta emprender amando lo que se hace, viviendo en un continuo aprendizaje y disfrutando el trayecto.

A veces los obstáculos lo creamos nosotros mismo con nuestra actitud y no sabemos cómo transformar bendiciones en oportunidades. No sabemos vender nuestros sueños, no para que otros lo realicen sino para que nos acepten, como si eso nos validara la felicidad.

Emprender significa aprender a administrarnos a nosotros mismos, a gestionar nuestras creencias y emociones para movernos con facilidad y soltura en el mundo laboral.

El coaching para emprendedores es una alternativa que ya está dando mucho de qué hablar. Es un instrumento potente para guiar y facilitar la identificación de áreas que necesitan mejora y crea planes de acción para el desarrollo de fortalezas en esas áreas menos fuertes. Un coach para emprendimiento logrará transformar inseguridades profesionales en certezas para gestionar desde un paradigma diferente.

Navegando por la red encontré un término que me encantó y siento que encaja como anillo al dedo con los soñadores, “emprender con propósito”.

Todos tenemos deseos e imaginamos una realidad distinta a la que actualmente tenemos; somos susceptibles a querer estar mejor, tenemos sueños silenciosos, sueños que susurran ideas de cambio. En muchos de los casos el miedo a apostar por algo fuera de lo común nos hace inventar excusas y termina por castrar esos sueños; pero a veces la semilla de la felicidad cae en tierra fértil y nos hace visualizar la gloria, el nirvana.

Para todos aquellos que necesitan un empujón, les invito a leer 20 recomendaciones, escritas por María Lorena – mamasintacones.com – las cuales les pueden ayudar a tomar la decisión de salir de la zona de confort y transformar su realidad:

  1. Sin pasión no hay acción: cuando sientas que algo te llena y lo amas cada vez que lo haces, entonces has conseguido tu propósito, estás en el camino correcto y tarde o temprano va a rendirte frutos.
  2. Las metas son necesarias pero no podemos obsesionarnos para cumplirlas: si se necesitan metas, objetivos y revisión de resultados, no se puede ir en la vida ni en un negocio sin rumbo, pero tenemos que ser flexibles.
  3. Debemos mantener un balance en nuestra vida:no todo puede ser nuestro proyecto; pero a la vez no podemos poner de excusa la familia u otras situaciones si realmente queremos lograr nuestros objetivos.
  4. Aléjate de gente negativa o que no crea en ti:no tenemos que mendigar amor o aceptación, no vale la pena gastar energías en personas así.
  5. Necesitas una motivación para dar lo mejor de ti:pon imágenes visibles de tu motivación en todas partes para cuando quieras renunciar sigas adelante.
  6. Aunque las cosas se pongan difíciles nunca mires para atrás: si sientes en tu corazón que es por ese camino no puedes dar pasos para atrás. Si sientes que no puedes más descansa y sigue adelante, pero nunca retrocedas.
  7. Enfócate en lo que quieres conseguir y no te pierdas en el camino: hay muchas distracciones por todos lados, ten claro cuál es tu objetivo principal y actúa en base a ello.
  8. Busca ayuda si la necesitas:recuerda que si otros ya están un paso más adelante que tú podrán ayudarte a cruzar el puente más rápido.
  9. No creas que puedes hacerlo todo solo: delega en tu trabajo, con tus hijos, en tu negocio, en todo lo que puedas.
  10. Empieza a dar pasos sin sentirte listo: nunca será el momento perfecto, nunca existirán todos los recursos que necesitas para empezar.
  11. Trabaja convencido que lograrás lo que quieres y pronto verás cómo se irán dando las cosas:confía que si tienes un sueño puedes lograrlo, reconoce tus talentos y sal al mundo a demostrar lo que tienes que ofrecer.
  12. Persiste a pesar de las dificultades internas y externas: si la cosa se pone color de hormiga, busca lo que te da alegría, pídele a Dios que te de fuerzas y empieza de nuevo.
  13. Olvidarse del qué dirán y echar pa´lante: tienes que ser feliz con lo que haces, si a ti te gusta y a tu cliente ideal ¿qué importa lo que piensen los demás?
  14. Tu estado emocional, físico y espiritual afecta los resultados de tu negocio:cuando tienes el “moco caído” no solo se refleja en tu apariencia física, también en tu cuenta de banco. Así mismo cuando estás 100% feliz y motivada el cielo se abre y empieza todo a cambiar.
  15. A veces hay que decir no: no somos moneditas de oro, debemos pensar si lo que nos proponen va alineado a nuestro foco  y responder lo que sea mejor para nosotros.
  16. Comparte tus talentos con los demás:será tu medicina para continuar, tu talento puede cambiar vidas, creételo.
  17. No te averguences de la etapa en la que te encuentras:el solo hecho de dar pequeños pasos tiene un mérito increíble, cada etapa es parte de tu historia y durante el trayecto nacerá la mejor versión de ti.
  18. Empieza con lo que tienes y donde estás: Empieza hoy sin pensarlo más, no hay más nada que decir.
  19. Done is better than perfect:tenemos que hacer lo mejor que podamos pero tampoco podemos ser obsesivas en la perfección, porque sino nos estancaremos y no avanzaremos.
  20. Actúo por gracia no en la perfección: no me puedo desanimar cuando las cosas no salen como yo esperaba si di lo mejor de mí, actúo y me abandono a la gracias de Dios y acepto que no soy perfecta, que soy humana y me equivoco.

Para cerrar la nota les recuerdo, que tienen talentos y dones. Busquen información y herramientas de apoyo, que les motiven y aparten las excusas que les impiden arrancar.

Soñar sin acción sólo nos lleva a la frustración. No hay experiencia más transformadora en la vida que la que aprendes en el camino del emprendimiento y la verdad. No tenemos el 100% de control sobre las cosas, por ello, hagan lo que está en sus manos con el mayor amor y propósito, el resto queda en manos de Dios, tengan fe.

 

Inspiradora mañana…

Acerca de Ana Iriza C.

Ana Adela Iriza, curiosa del comportamiento humano... Licenciada en comunicación social. Graduada en la Universidad Central de Venezuela. Directora de la Revista Marcas Venezuela y de Pent House Creativo, Estudio de Planificación y Soluciones Editoriales.

Publicado el 26 julio, 2016 en Actitud positiva, Alcanzar los sueños, Coaching, Desarrollo humano, Desarrollo personal, Goal setting, Planificacion de metas y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario