Ayudar a otros para reencontrarnos

audrey hepburnCuando nos sentimos más perdidos o tenemos algún problema el ayudar a otros se convierte en un alivio y también en nuestra solución, pues nos pone de vuelta en el camino de la felicidad, aunque parezca mentira.

La ayuda que brindamos a los demás es mucho más rentable que el egoísmo o la victimización “el ¿por qué a mí?… pobrecito yo”.

Debemos vivir nuestra vida de tal forma que no tengamos tiempo para quejarnos, y así, ser completamente felices.

Entonces, si no encontramos la salida a nuestros problemas en un determinado momento, ¿por qué no tomarnos un tiempo para ayudar a otros a alcanzar la felicidad y llenarnos nosotros de bendiciones?

Quien ayuda se hace más positivo analizando su situación.

Ocurre que cuando asistimos a un necesitado podemos ver nuestras propias limitaciones. Por ello, muchos psicólogos afirman que la actitud generosa aumenta la autoconfianza, la autoestima y nos hace sentir útiles. Esas pequeñas acciones que hacemos por otros regalan luz y a su vez nutren y enriquecen nuestra alma, permitiéndonos evolucionar.

Entre las 10 virtudes para hallar la felicidad se encuentra la generosidad

Una investigación conjunta de las universidades de Buffalo, de Stony Brook y de Grand Valley State (EE UU) muestra que la prestación de asistencia tangible a los demás “protege la salud y alarga la vida”. Así lo han constatado los expertos tras quince años de estudio.
En los hallazgos pudieron determinar que la persona que ofrece algo a otra ve amortiguados “los efectos negativos del estrés”. En este sentido, declara que el aislamiento social y el estrés “son predictores significativos de mortalidad y morbilidad”.

Al eliminar el estrés pensamos con claridad y tomamos decisiones más acertadas, por ende, somos más felices.

Estudios también avalan el efecto positivo que surge de la amistad y el apoyo incondicional entre las amigas. Compartir un café, escuchar sus penas e incluso llorar juntas, es una pequeña acción con múltiples beneficios para el dúo o grupo de chicas. Igualmente, los hombres quienes conversan sus problemas con un amigo consigue drenar estrés e incluso conseguir la solución por si solo.

La clave para ser feliz está en aumentar nuestras emociones positivas; y brindar apoyo, es fuente infinita de bendiciones y felicidad. Además de mejorar la calidad de vida en general.

Les invito a leer la receta para ayudar del diariojudio.com

Ingredientes:

1 taza de iniciativa;  entender y actuar antes de que te lo pidan.
2 racimos de sensibilidad;  ver con los ojos de la persona que requiere ayuda.
1 pieza de creatividad; ingenio para dar con gusto y dignidad.
2 cucharadas de bondad; condición básica para dar, humildad, gusto y compasión.
1 manojo de alegría; actitud positiva, con energía que se contagia, satisfacción y agrado.
1 pizca de amor; cariño y entrega  por la vida y por los demás.
Recomendación del chef: Tu puedes hacer la diferencia. No esperes a que te pidan ayuda para extender la mano, o dar palabras de ánimo hasta que veas que es lo único que puedes decir, recuerda que tú tienes el poder  y la responsabilidad de hacer la diferencia y de ayudar.

Modo de preparación:

Ayudar a los demás es ayudarse a sí mismo. Al auxiliar a otros, uno aprende a superar los desafíos propios, inspirando y proporcionando herramientas para que puedan solucionar sus complicaciones. Además, cuando uno vive para servir  desarrolla  sensibilidad, bondad y sus atenciones son más  acertadas.
Dar  y ayudar es la mejor manera de sentir gratitud.  Uno  es más generoso  cuando siente que tiene la posibilidad o la capacidad de hacerlo, por lo que tiende a buscar oportunidades para expresar su gratitud, al hacerlo le afloran  simultáneamente mayores sentimientos de agradecimiento y satisfacción.
Entre más ayudas a los demás, más rico emocionalmente te conviertes.

Las posibilidades de dar son ilimitadas cuando se da de corazón y sin esperar nada a cambio. El universo se achica y las oportunidades se multiplican.

Tomar un tiempo fuera de nuestros propios problemas para servir al prójimo nos ayudará a reencontrarnos con nuestra esencia y a retomar el camino más enfocado en nuestras metas y sueños.

Haz la prueba y evalúa los resultados..!

Maravilloso día!!

 

 

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

Una respuesta a “Ayudar a otros para reencontrarnos”

  1. Nosotros no debemos esperar a que una persona nos pida ayuda debemos actuar a tiempo y brindarla sin esperar nada a cambio,ayudando a los demás es como si nos ayudáramos nosotros mismos, en nuestro trabajo somo personas que estamos al servicio de los demás y así de esta manera nos sentiremos muy útiles y bondadosas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.