Buenas noticias: tu propósito de vida se resume en ocho palabras.

Lleva tu vela, corre hacia la oscuridad / Busca a los desahuciados, confundidos y desgarrados / Extiende tu vela para que todos la vean / Toma tu vela e ilumina el mundo (*) 

Lleva tu luz a otros
Ilumina el mundo.

(*) Tomado de la canción “Go Light Your World” cuyo autor original es Chris Rice. 

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a un hermoso evento espiritual en la ciudad de Oakville. Es un evento que han realizado cada diciembre desde hace 31 años y es llamado “Oakville Prayer Breakfast” (traducido al español sería algo como “Desayuno de Oración de Oakville”).

Acepté la invitación de mi jefa a pesar de que el evento iniciaba a las 6:45 AM, porque pensé que sería una hermosa manera de comenzar el día y la Navidad. Fui sin saber qué esperar y con los únicos deseos de alimentar mi alma y vivir una experiencia nueva para mí. Y la verdad es que gané mucho más que eso.

Entre las cosas que gané, hubo dos en particular que trajeron un enorme destello de luz en mi mente y en mi corazón, logrando un momento de realización de esos que en inglés llaman un “aha moment”, para referirse a un momento de descubrimiento.

El primero fue cuando escuché el testimonio invaluable de un ser de luz maravilloso, la Dra. Pamela Appelt, juez retirada de la Corte de Ciudadanía Canadiense, porque sirvió de gran inspiración debido a que compartimos la misma filosofía de guiar a otros en el proceso de encontrarse a sí mismos y desarrollar su potencial al máximo. Fue como una validación de cómo vivir mi propósito de vida.

El segundo, y que encierra el mensaje clave de este artículo, sucedió cuando escuché por primera vez una hermosísima canción (solicitada por la Dra. Appelt) que hoy deseo compartir contigo: “Ilumina el mundo” (originalmente “Go light your world”).

Al escuchar la letra de la canción recordé el artículo que publiqué el día anterior titulado “La magia de vivir con propósito” y fue perfectamente claro para mí que el propósito de vida de todos los seres humanos es el mismo: ¡utilizar nuestra luz interior para iluminar el mundo!

La letra de la canción pone en evidencia que todos y cada uno de nosotros tiene una vela en nuestro corazón, y la diferencia entre unos y otros radica en el hecho de que esa vela esté encendida o apagada.

Ahora el reto es descubrir el “cómo” puedes utilizar tu luz propia para iluminar la vida de los demás. Y ahí es donde te sugiero conectar contigo mismo(a) para que descubras cuáles son esos dones con los que naciste y que no vienen a ser otra cosa que tus fortalezas naturales. Es decir, aquellas virtudes que te permiten obtener buenos resultados con muy poco esfuerzo.

Y si piensas que eres de esas personas que necesita encender su luz porque sientes que está apagada, te aseguro que se encenderá al hacer esa conexión con tu alma, con tu corazón, con tu yo interno, con tu intuición o como lo quieras llamar. Y cada vez que lleves tu luz al mundo, esa luz se hará más resplandeciente. No me lo contaron, lo vivo a diario…

 

¿Te gustó? Por favor comparte y ayúdame a llevar luz a la vida de los demás.

 

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.