La ELECCIÓN de SER feliz

La felicidad verdadera y profunda no se trata de cuántos momentos de felicidad vivimos sino de cómo percibimos nuestra realidad. Sin embargo, sea cual sea la visión que tengas sobre la felicidad, algo que es necesario entender es que la felicidad es una ELECCIÓN.   

Imagina que es lunes en la mañana, te acabas de levantar de la cama y te dispones a prepararte para iniciar la semana cuando por algún medio comienzas a recibir información negativa. Bien sea noticias en la televisión o radio; algún familiar o amigo(a) te envía un mensaje con alguna noticia triste o de alguna manera desagradable; lees en las redes sociales gente que se queja de su desdicha o de cómo se sienten abandonados por Dios y, como esas un sinfín de circunstancias que para ser sinceros, no son las que más deseamos un lunes en la mañana.

Cuadrante de la Felicidad
Autor: Jacqueline Antonetti Moreno

Ahora bien, tenemos varias maneras de reaccionar ante estos estímulos. Podemos dejarnos atrapar por la negatividad que estos estímulos envían; podemos agregar más negatividad enfocándonos en los retos que estamos atravesando en el momento; podemos molestarnos porque la gente es demasiado negativa y mal agradecida al no darse cuenta de lo positivo que ya tienen en su vida; podemos sentir compasión por los demás y buscar la manera de cambiar su realidad; podemos bloquear todo estímulo evitando exponernos a ellos; o podemos usar todas esas visiones para revisarnos a nosotros mismos, ver cómo hemos reaccionado -y cuántas veces- y, agradecer por tener frente a nosotros oportunidades de crecimiento y aprendizaje.

Tal como lo abordo en “El cuadrante de la felicidad”®, el concepto que fui guiada a crear y que el jueves 6 de noviembre se convertirá en un programa de radio, la felicidad es una elección y consiste en mirar los retos, dificultades y/o desilusiones que atravesamos, como parte de nuestro estado de felicidad permanente. Continuar leyendo “La ELECCIÓN de SER feliz”

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

Seis cosas que un coach NO es.

La semana pasada prometí aclarar en más detalle qué es el coaching y, como lo prometido es deuda, a continuación describo lo que hago como coach. Ahora bien, deseo comenzar derrumbando algunos de los mitos y paradigmas que he escuchado (o leído) sobre la función de un coach.

El exito es como el arbol
Seamos fieles a nosotros mismos.

Lo primero que deseo aclarar es que un coach no es un psicólogo. Si bien es necesario que tenga una visión amplia de los procesos humanos y mucha empatía, también es cierto que no requiere de estudios especializados en psicología, psiquiatría ni ninguna de las ciencias de la salud mental (o emocional). El coach requiere sí de mucha experiencia de vida principalmente, así como de experticia en algún área profesional.

Como consecuencia del punto anterior, el coach no se enfoca en el pasado. El coach se enfoca en el presente para orientar al cliente hacia la construcción del futuro que desea vivir. Continuar leyendo “Seis cosas que un coach NO es.”

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

Desarrollo personal vs. Desarrollo profesional

Crecer de adentro hacia afuera.

Muchas personas me han preguntado porqué dedicarme al coaching en desarrollo personal en lugar de hacerlo en desarrollo profesional.

Desde el punto de vista de negocios, a simple vista pareciera que la segunda opción tiene más “campo”. Sin embargo, lo que está debajo de la superficie de las apariencias es una realidad muy distinta a esa. Lo que sucede es hemos dado más importancia a lo que ven los demás que a lo que realmente somos en nuestro interior; esto es nuestro “yo” como profesional versus nuestro “yo” como individuo. Continuar leyendo “Desarrollo personal vs. Desarrollo profesional”

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

Evolución: no te paralices, atrévete.

 

paulo coelhoDesde el preciso instante de la concepción cada uno de nosotros está en constante evolución; una serie de cambios físicos y emocionales serán necesarios para crecer y desarrollarse. Resistirse no vale de nada; sin embargo, de forma consciente podremos hacer de la evolución una oportunidad para ganar fortalezas. ¿Cómo? Aprendiendo a identificar las emociones.
Nacer, alimentarse, crecer, comunicar y caminar son algunas de las etapas por las que pasamos como individuos de forma natural y automática. No sucede así con nuestro interior; la evolución de uno como persona está determinada por las circunstancias que nos rodean y por las decisiones personales que tomamos en busca del mejor camino. Habrá ocasiones donde las cosas se darán de manera espontánea y otras donde enfrentaremos una situación límite que exigirá una decisión; una circunstancia en la cual una de estas dos emociones llevará la voz cantante: el miedo o la curiosidad.

La mente humana es perezosa, le gusta perpetuarse en la comodidad y por lo general es llevada al auto engaño; teorías o creencias acumuladas en la vida se adhieren a la psiquis, se mimetizan con el trasfondo y se convierten en verdades absolutas. ¡Cuidado con eso! Identifica si es el miedo quien habla, éste actúa como un elemento paralizador y tiende a frenar las decisiones, se acobija en tus creencias convirtiéndolas en barreras y hace que tu mente se niegue a reestructurar su forma de pensar. Ante aires de cambio, la curiosidad actúa como fuerza impulsadora. Déjate llevar por ella, piensa con mente exploradora, derriba mitos, déjate sorprender por la realidad y descubre en ti nuevas fortalezas para finalmente evolucionar.
Recordemos, nuestra mente no actúa como un computador, tiene intencionalidad, motivos, emociones y expectativas de todo tipo; pero sobre todas las cosas busca sobrevivir a cualquier costo, incluso si el precio es mantenerse en la más absurda irracionalidad. La mente tiende a sabotear en aras de lo “malo conocido que bueno por conocer”. ¡No te paralices, atrévete!
Teihard de Chardin consideraba que todo crecimiento estaba vinculado a un grado de sufrimiento. Evolucionar requiere desechar por un tiempo las señales de seguridad y los antiguos esquemas que han estado presentes durante años para entonces adoptar un nuevo comportamiento. “Crecer duele y asusta”.
Aceptar la posibilidad de renovarse implica que la curiosidad, como fuerza motivadora, se imponga a la parálisis que genera el temor. Requiere de valentía dejar de un lado las costumbres y evaluar las creencias.
La evolución se vuelve inevitable cuando eres confrontado por una situación límite que pone en tela de juicio tus creencias y hace tambalear las señales de seguridad. Ante ello, el único consejo es aceptar y revisar a fondo tu mente, para entonces dar paso a nuevas formas de pensar, aflorar capacidades ocultas y superar las circunstancias. Las situaciones límite pueden hundir o sacar a flote lo mejor de los seres humanos.
La evolución no es dolorosa, sólo la resistencia al cambio lo es…El camino es aquietar la mente e inducirla a que se mire a si misma de manera realista. Una mente madura, equilibrada y que aprenda a perder. Una mente humilde, pero no atontada. Una mente abierta al mundo, vigorosa y con los pies en la tierra.
El primer impulso no es adivino; parafraseando a Paulo Coelho: a veces ese tren que en rápido vuelo creemos “equivocado” termina llevándonos al lugar correcto.

Fuente Walter Riso, extractos de “Pensar bien, sentirse bien” 

Lea también el artículoNo lo llames cambio, llámalo evolución” haciendo click aquí: http://youreasylanding.com/2013/12/21/no-lo-llames-cambio-llamalo-evolucion-dont-call-it-change-call-it-evolution/

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

¿Cómo enfrentar una ruptura?

lo que habra de suceder

De un minuto para otro, todo puede cambiar.  Un pequeño inconveniente con tu pareja puede desencadenar una serie de eventos desafortunados que lleven a poner fin a una relación que parecía estable. Todo lo que era seguro ya no está.

Surge entonces la sencilla, pero compleja pregunta, ¿y ahora qué hago?… ¿Cómo restablezco mi mundo? ¿Cómo recupero mi estabilidad?

Tal vez estas 5 recomendaciones te ayuden a lograrlo:

1.- Lo primero es mantener la calma. Debes entender que no ganas nada con desesperarte. Aléjate de tus pensamientos pues ellos pueden ser saboteadores. Respira profundo, da un paseo, escucha algo de música, ve televisión, lee una revista…sirve cualquier cosa que por un momento, o por un par de horas, te desconecte del problema. El objetivo es que ganes serenidad, pongas un poco de distancia y no te dejes gobernar por las emociones que inevitablemente surgen.

Poner “distancia” también evitará que tomes decisiones apresuradas y que actúes con desesperación.

Al poner tiempo entre la situación que removió tu vida y el presente, estarás en la capacidad de asumir el acontecimiento con una actitud  serena y objetiva. Piensa en cómo pasaron las cosas, pues te servirá para comprender, pero sobre todo enfócate en el futuro. Analiza cuáles son las consecuencias de lo que ocurrió y mira los posibles escenarios que se abren. Todo en esta vida es aprendizaje y cada cambio genera una oportunidad. Esto te ayudará a no paralizarte ante las circunstancias, a buscar opciones y por supuesto, a generar soluciones.

Eso sí, debes ser absolutamente sincero(a). No se trata de imaginar cosas, ni enfrascarse en esperanzas utópicas. Asume la realidad como lo que es.

Si crees que es necesario hablar con esa persona, hazlo. Con calma, dile lo que opinas. Deja  clara tu posición. Coméntale lo que sientes y libérate de la frustración que provoca quedarse con las ganas de hacer algo.

Los primeros momentos son vitales para tomar control y evitar que el futuro cercano se llene de excesivas lágrimas, tristezas y mayor incertidumbre. Una actitud serena no evitará el dolor, pero sí te permitirá pensar con claridad para que no te hundas más en el conflicto.

2.- En segundo lugar, debes enfocarte en ti. Las cosas ya pasaron y nada hará que el tiempo retroceda. Ya no pienses en lo que pudiste hacer que no hiciste. Tampoco pienses en lo que la otra persona siente o deja de sentir. No la idealices pero tampoco la juzgues. No pierdas el tiempo pensando que es una decisión equivocada y tampoco creas que llamando incansablemente vas a convencerla de que revierta lo sucedido. Si tuviste tiempo a su lado fue porque hubo momentos que lo justificaron. Rescátalos y quédate con lo bueno. Si nada bueno pasó durante la relación, entonces da las gracias por que se haya acabado.

3.- Un día a la vez. Si comienzas a pensar que será de tu vida en 10 años, o cómo harás cuando envejezcas sin nadie a tu lado, es bastante probable que una gran depresión te invada. Debes plantearte metas posibles y sencillas a cortos plazos. Puedes proponerte ir al gimnasio, retomar aquella manualidad que dejaste abandonada, salir con amigos que tienes tiempo sin ver, y lo mejor, intenta no revisar tu teléfono 20 veces para ver si le dio un ataque de arrepentimiento y te llamó. Deja las cosas fluir. Lo que está destinado a suceder, siempre encontrará una forma única, mágica y maravillosa de manifestarse.

4.- Pide ayuda. La mente nos sabotea y pensar en lo mismo una y otra vez se convierte en un círculo vicioso. Acalla tus propios pensamientos hablando con otra persona. No se trata de contarle tu vida a cualquiera que llegue, pero si es importante que escuches una voz que no sea la tuya que te ayude a ver las cosas de manera distinta, y en el mejor de los casos, sencillamente te ayude a ver. Enfrentarte a la realidad te ayudará a entender cuáles fueron tus fallas en esa relación. Asumir la cuota de responsabilidad que te corresponde es liberador porque te quita la etiqueta de víctima y te coloca en el papel que te corresponde. Además, como siempre decimos, aprenderás de tus errores y eso te pondrá un paso adelante para que no te tropieces de nuevo con la misma piedra.

5.- Prepárate para sanar. No hay mal que dure 100 años, pero dependerá de ti que este “duelo emocional” dure, o no, más de lo necesario. A pesar de los conflictos existenciales, debes mantener una actitud positiva. Toma la decisión de ser feliz. Es posible que tengas momentos de recaída, pero recuerda que ya dijiste lo que tenías guardado, te liberaste de la culpa, no eres una víctima de la situación, y por encima de todo, eres dueño de tu vida.

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

Qué son los milagros: casos de mi vida personal – Parte 1

Hasta hace relativamente poco tiempo –no más de un año y medio-, solía ser bastante escéptica en relación con los milagros. A pesar de que siempre me consideré una persona de profunda fe, mi mente lógica se imponía sobre mi fe haciéndome dudar de que los milagros realmente existieran.

Los milagros si existen
Enfoca tu mirada en los milagros diarios

Actualmente, luego de mi despertar espiritual y mi aprendizaje diario sobre el tema, entendí dos cosas. La primera, mi fe no era tan profunda como yo pensaba y, la segunda, los milagros ocurren todos los días y no consisten sólo en sanaciones que parecen imposibles o hechos extraordinarios. Los milagros incluyen todas esas pequeñas cosas que muchas veces damos por hecho y dejamos que pasen desapercibidas como conocer o re-encontrarnos inesperadamente con alguien que nos genera algún beneficio físico, económico, emocional o espiritual. Eso, aunque no lo creas, es un pequeño milagro. Continuar leyendo “Qué son los milagros: casos de mi vida personal – Parte 1”

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

Ocho pasos para recobrar tu paz interior y por qué hacerlo.

¿Quién no ha pasado por momentos de desesperación donde nos sentimos en conflicto con nosotros mismos? Estoy segura de que no existe un ser humano que no haya vivido momentos de profunda confusión en relación con la toma de decisiones. Y si somos inmigrantes, este terreno es más conocido aún.

Escucha a tu corazon
Tu corazon sabe la respuesta mejor que nadie.

Estos procesos de confusión tienen un impacto que va más allá del simple momento porque no somos capaces de ver con claridad lo que es mejor para nosotros y el grupo familiar (en caso de que tengamos pareja e hijos), lo que nos lleva a tomar decisiones que por lo general no son las más acertadas. Lo delicado de esto es que las consecuencias de esas decisiones suelen ser de largo plazo.

Soy una firme creyente de que todo lo que sucede en nuestras vidas siempre es por mejor y son oportunidades de crecimiento y evolución, así que desde ese punto de vista no hay decisión “mala” o “equivocada”. Ahora bien, porque he elegido ser feliz, prefiero aprender y lograr mi evolución a través de momentos y procesos gratos, en lugar de los aprendizajes dolorosos y dramáticos. No siempre puedo tener sólo los primeros, pero procuro hacer todo lo que queda de mi parte para que los aprendizajes agradables sean mucho más numerosos que los desagradables.

Por otro lado, algunas de las consecuencias más peligrosas de no tener un estado de paz interior son sensación de desesperanza, enfermedades físicas, pérdida de autoestima y de autoconfianza, aislamiento e irritabilidad. Todo esto nos lleva a procesos de depresión, y ya todos sabemos de lo que es capaz esta terrible circunstancia porque lo vivimos recientemente con la lamentable pérdida del gran Robin Williams.    Continuar leyendo “Ocho pasos para recobrar tu paz interior y por qué hacerlo.”

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

¿Te preguntas cómo obtener más? Este video de Jim Rohn te puede ayudar.

Yo soy una prueba viviente de lo que el Sr. Jim Rohn narra en este video. “Si deseas obtener más debes convertirte en más.” Y para lograr eso nada mejor que entender el principo de desarrollo personal y practicarlo.

Espero que lo disfrutes.

 
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=MCdSwvbQD3I&w=420&h=315]

 

Si te gustó, por favor “like”, comenta y comparte este artículo.

 

 

 

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

El Poder de un Ángel en tu Vida

En mi post en inglés comenté que siendo yo misma una inmigrante, sé lo difícil que es a veces afrontar los numerosos retos que se presentan cuando comenzamos nuestra vida en el extranjero.

Sentimientos como la tristeza, el miedo, la ansiedad y la confusión son sólo algunos de los que experimentamos durante este tiempo de vida. Y debido a que por lo general los sentimos todos a la vez, caemos en riesgo de perder nuestra claridad y nuestra energía para seguir adelante.

En mi caso, la meditación ha sido una tabla de salvación. Me ha ayudado a mantenerme centrada y calmada en los momentos más difíciles que he pasado el último año. Por lo tanto, puedo decir con conocimiento de causa que hay un antes y un después en mi vida como inmigrante. Una vez que empecé a meditar mi vida cambió en todas las formas positivas que puedas imaginar.

Hoy me gustaría compartir con ustedes una de mis meditaciones favoritas en español. La hago con mucha frecuencia, alternando con la que publiqué en inglés. Luego de hacerlo me siento en paz y con muchísima más claridad sobre las decisiones que debo tomar en el camino frente a mí.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=8MxVCvfRoGU&w=420&h=315]

Esta meditación en particular involucra al Arcángel Miguel y es de la autoría de mi querida amiga Norkys Crespo, angéologa e inmigrante en Canadá también. Si deseas saber más de ella te invito a visitar su blog http://conectarconangeles.com/.

Si te gustó este post, por favor comenta and/o comparte.

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error