¿Cuánto valoras tus servicios y el de los demás?

Por Karina Arancibia – Coach Financiero

Cuando valoras tus servicios en su justa dimensión, entonces tus clientes (o potenciales clientes) también lo harán. De lo contrario, no puedes esperar que lo hagan.

Cobras lo que vale tu trabajo?
Valor vs. Precio

Todos tenemos esas cosas pequeñas que debemos hacer y nos quitan un poco de tiempo. Esta semana tenía que encontrar una manera de arreglar unas luces de mi vehículo ya que se habían quemado. Honestamente no he aprendido como arreglarlas, y pensé en esto un momento: “Podría haber leído el manual o haber preguntado la ayuda de un vecino también”. Estoy segura que pude hacerlo, como he hecho muchas otras cosas, probablemente después de haber dedicado unas horas entre leer el manual y ver cómo se cambiaba esta pequeñez. Pero debo admitir que no soy la mujer más hábil con estas manualidades, y admiro esto en otras personas. No te creas, que sí me las arreglo y hasta a veces me sorprendo de lo que puedo solucionar. Hay un mensaje detrás de toda esta historia y es cómo fluye el dinero en nuestras vidas y cómo valoras tu tiempo y prioridades.

He sido de la idea que todos tenemos nuestros talentos, y esa es la razón por la cual tenemos diferentes expertos y profesionales que nos ofrecen su servicio en diferentes áreas. En este caso, terminé llevando mi auto al lugar que lo compré, aunque sé no si es el lugar más barato, pero donde me sentí mas cómoda. El punto es este:

-Me llevaron a la casas mientras esperaba.

-Una vez en casa me fui a mi oficina y me puse a trabajar y fue muy productivo.

-Además pude hacer otras cosas en casa.

También les había pedido que me cambiaran la batería del sistema de cierre centralizado,(el fob que abre y cierra el vehículo), ya que no estaba funcionando muy bien para cerrarlo. Pregunté el costo y eran $250 dólares, casi se me cayó el pelo, no es barato por un pedazo de plástico que controla nuestro auto. Y pensé, eso puede esperar.

Ya de vuelta me fueron a buscar, y al abrir mi auto todo estaba bien pero no funcionaba este aparato para cerrarlo. Pedí ayuda a unos de los hombres que estaban en el área de servicio. También intento y lo limpio pero no funciono al cerrarlo. Luego me miro y me dijo, sabes te veo como una buena persona y bien paciente, deja ver qué puedo hacer por ti. Luego entro y me dijo veamos este, y funcionó perfectamente. Yo me sonreí de oreja a oreja, y le pregunté qué hiciste, me dijo te voy a dar uno nuevo, no lo podía creer ya que sabía el precio de una de esas cositas. Quedé llena de agradecimiento, y le dije que era muy generoso y fue un lindo gesto de su parte ayudarme.

Manejando de vuelta a casa pensé, “así es como fluye el dinero, confié en el servicio de un experto fui a buscar ayuda con algo pequeño, y sí, me costó un poco más que si lo hubiera hecho yo, pero terminé con mucho más.” Un buen servicio, nuevas luces, un nuevo abridor automático, y el teléfono de esta persona que me ofreció en caso que necesitara algo más. Resolví más de un problema, y mientras puse mis talentos en uso, lo cual no es arreglar una luz del auto, y fue un día muy productivo

Todos tenemos talentos que ofrecer, y todos necesitamos el servicio de un experto muchas veces. Probablemente podemos arreglar muchas cosas, pero pregúntate cómo ayuda eso a crear la fluidez del dinero.

Pregúntate, ¿qué talentos tienes para ofrecer?, ¿qué valor le das a tu servicio? ¿Das un poquito más de lo que te piden?, ¿Te sientes cómodo(a) cobrando por tus servicios, lo que debes cobrar?, ¿Te pagan el salario que corresponde al trabajo que haces?

Por otro lado, ¿usas el servicio que otros ofrecen?. ¿Esperas cosas gratis todo el tiempo?. ¿Ofreces referencias al profesional que te ayudó y te dio un buen servicio? ¿Valoras la experiencia y profesionalismo de otros?

La próxima vez que pienses en buscar algo en Google, a lo mejor piensa en un profesional que te pueda ayudar y que te ofrecerá un poquito más por su servicio.

Esta la persona que limpia casas, el pintor, el carpintero, la niñera que te cobraría mucho menos por ver a tus hijos mientras tú trabajas unas horas. También hay otros servicios menos tangibles pero igual de importantes. La experiencia de un Coach de Vida, para ayudarte con tus metas, un Entrenador para ayudarte con tu salud, o un Coach Financiero para ayudarte a ver el valor del dinero y tus metas financieras.

La próxima vez que cuestiones el costo del trabajo de un especialista, pregúntate como te sentirías tú, si alguien no le da el VALOR que tú piensas que te mereces por el trabajo que realizas o el servicio que prestas.

Si te gustó, recuerda compartir.

 

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.