El miedo, ¿auto-sabotaje?

La felicidad es una elección

La felicidad es una elección

Así como hay elementos que favorecen vivir en “El Cuadrante de la Felicidad” ® hay otros que son un obstáculo, y como todo obstáculo hay que enfrentarlo y superarlo. El miedo es una de esas emociones que limitan, sabotean y más contribuye a dejar nuestras metas a mitad de camino.

El temor y la duda son la excusa perfecta y más cómoda para rendirse o abandonar el plan.

Si nos fijamos bien, basamos nuestra vida  en temores, pero cuando logramos acallarlos la transformación es infinita y nuestra realidad cambia. La disciplina y la convicción son importantes para cambiar nuestra actitud de una forma más positiva para lograr nuestros sueños.

Según el concepto conductista el miedo es algo aprendido. En el modelo de la psicología profunda es completamente distinto; en este caso, el miedo existente corresponde a un conflicto básico inconsciente y no resuelto, al que hace referencia. Para algunos, el miedo en el ser humano no guarda ninguna relación fisiológica (como reacción de alerta), sino que es un producto de la conciencia, que expande nuestro nivel de conocimiento. Recientemente abordamos “Los Cuatro Acuerdos”, para su autor, Dr. Miguel Ruíz, como consecuencia del propio sistema de valores, el miedo se instaura en nuestra vida. El miedo y las autoexigencias son los peores enemigos de nuestro pensamiento, y por ende, de nuestra vida. Durante el proceso de “domesticación” nos formamos una imagen mental de la perfección, lo cual no está mal como camino marcado a seguir. “El problema es que como no somos perfectos nos rechazamos a nosotros mismos. Y el grado de rechazo depende de lo efectivas que han sido las personas adultas para romper nuestra integridad“, explica el Dr. Ruiz.

¿Has permitido que tus temores te frenen? ¡Eso yo lo considero auto-sabotaje!

Si, de alguna manera dejaste de llevar a cabo una acción por temor a fracasar o simplemente porque supusiste que no ibas a conseguir lo que buscabas, entonces dejaste ganar al miedo. Sé más consciente de lo que vives y como lo ves para poder modificar los patrones de conducta que te limitan. La actitud no se trata de quien eres ni que tienes. Todos tenemos grandeza interior, debes descubrirla. “La gente que vive en `El Cuadrante de la Felicidad` ®  busca las oportunidades y toma acciones que generan nuevas oportunidades para lograr lo que desean” Jacqueline Antonetti.

El miedo a la decepción siempre aparece como justificación lógica para robarte el permiso de intentarlo. ¡No lo permitas, eso es auto-boicot!

Lo que nos frena en la vida es nuestro temor. Y a veces, cuando los miras bien de cerca descubres que tus temores no son exactamente lo que pensabas que eran. Nuestro temor más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro temor más profundo es que seamos poderosos más allá de toda medida. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que más nos asusta. Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante, hermoso, talentoso, fabuloso?  Pero ¿en realidad quién eres para NO serlo? ¡Tú eres un hijo de Dios! el hacerte el pequeño no sirve al mundo. No hay nada de iluminado en encogerte para que otra gente no se siente insegura cerca de ti. Todos estamos supuestos a brillar, como brillan los niños.  Nacimos para manifestar la gloria de Dios que está en nosotros. NO está sólo en algunos de nosotros, está en todos nosotros. Y cuando dejamos que nuestra propia luz brille,  subconscientemente damos a otras personas permiso para hacer lo mismo. En la medida en que nos liberemos de nuestros propios temores nuestra presencia automáticamente nos libera a todos. Así que es trabajo sagrado superar tus propios temores. No te ayuda solo a ti: ayuda al mundo.

Marinne Williamson – Nuestro temor más profundo.

Acerca de Ana Iriza C.

Ana Adela Iriza, curiosa del comportamiento humano... Licenciada en comunicación social. Graduada en la Universidad Central de Venezuela. Directora de la Revista Marcas Venezuela y de Pent House Creativo, Estudio de Planificación y Soluciones Editoriales.

Publicado el 23 diciembre, 2014 en Desarrollo personal y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario