Estoy vivo, ¡qué privilegio! Pero ¿de verdad siento conscientemente ese privilegio?

fireworks-879461_640Por Norkys Crespo – Terapista con angeles.

Los ángeles nos invitan durante el mes de Septiembre a sentir la dicha de estar vivo y aprovechar cada momento de la experiencia humana recordando que cuentas con ellos para guiarte en el proceso.

Inmerso en la rutina del día a día permaneces por un lado, focalizado en lo que pasa a tu alrededor y por otro, sumergido en los pensamientos de la mente que si bien ocurren dentro de ti, la acción de pensar es casi siempre automática, es decir, poco la notas. Concientizar el estado de gracia que se experimenta a través la vivencia humana va más allá de lo que haces y piensas.

Para notar con conciencia la propia existencia, se requiere que tu foco se desplace de lo externo a lo interno, es decir, parar de pretender que lo de afuera te controla y comenzar a observarte y explorar esas emociones dentro de ti que te harán comprender que tú tienes las riendas y la responsabilidad sobre tu vida.

¿Cómo saber que el foco lo tienes en lo que te rodea?

Recuerda las cosas que hiciste antes de leer esto y enumera la mayor cantidad de acciones que puedas. Cuantas cosas recuerdas? Puedes ver en donde se ubica tu atención en cada una de esas acciones?

¿Te detuviste en algún momento a pensar qué sentías mientras ejecutabas cada cosa? ¿Estabas feliz o triste? ¿Disfrutabas lo que hacías o no?

Los ángeles y arcángeles quieren que sepas que a través observar tus emociones y pensamientos puedes alcanzar lo que te propongas a nivel espiritual y material.  Ellos están a tu lado para apoyarte en todos los procesos y caminos que eliges para despertar a la vida que mereces. 

Las emociones o sentimientos son mecanismos que posees para darte cuenta que tu vida solo es posible en el espacio categorizado presente. Cuando observas una emoción te haces consciente de ti y cuando notas para qué la sientes, empiezas a despertar y a disfrutar tu vida al máximo segundo a segundo o mejor…en cada ahora.

Ejemplo:

Alguien que conoces se despierta cada mañana de mal genio. Alguna vez se ha preguntado ¿por qué? Y luego ¿para qué?

El por qué del mal genio puede obedecer a que no duerme el tiempo adecuado y el ¿para qué? es para que concientice que detrás de esa emoción se oculta un descontento con la vida que tiene.

Al hacer consciencia del por qué de esa emoción, esta persona puede tomar medidas para ajustar sus horas de sueño al tiempo adecuado para lograr el descanso.

Al hacer consciencia del para qué de la emoción, esta persona puede responsabilizarse de las acciones que lo llevan a tener la vida que tiene y ejecutar acciones diferentes que aumenten su entusiasmo y motivación para crear nuevos escenarios.

Para saber qué te muestra cada emoción de ti mismo que aún no identificas, invoca a tu ángel de la guarda antes de dormirte y pídele te muestre lo que tienes que ver a través de la emoción que sientes.

¿Cómo saber que tienes el foco en tus pensamientos?

¿Cuando fue la última vez que perdiste las llaves? ¿Los anteojos? ¿Alguna vez has llegado a algún destino sin recordar como lo hiciste?

¿Sabes cómo pasa esto?

La mente no para de trabajar ni cuando estás dormido. Allí se guardan las imágenes de cada escena vivida, el lenguaje que puede explicar a través de las palabras dichas imágenes, el legado de tu cultura, etc. Mediante las palabras aprendes a juzgar cada cosa para dar forma a las creencias, que a su vez ayudan con la perpetuidad de los pensamientos que acaparan tu atención y foco.

Aunque en cualquier situación de la vida siempre estás en presente,  a menudo no haces consciencia de ese estado porque la mente te mantiene ocupado y dormido con pensamientos que se atropellan unos a otros buscando su permanencia.

No estás solo, los ángeles están a tu lado en este preciso instante para ayudarte con tu proceso de despertar y te recomiendan hacer respiración consciente para aumentar tu estado de alerta y detectar los pensamientos que te mantienen estancado y sumergido en el drama. 

 

Cierra los ojos y observa el aire que entra y sale por tu nariz. Repítelo varias veces durante el día todas las veces que puedas.

Escoge un pensamiento que esté pasando por tu mente en este momento y escríbelo en un papel. Luego léelo en voz alta y observa si ese pensamiento es verdad.  Te sorprenderá que casi nunca lo es.

Invoca al Arcángel Jofiel y pídele te ayude a ser consciente de tus pensamientos de limitación y aumente tu nivel de alerta para confrontarlos.

La oportunidad de vivir una vida a plenitud  es ahora y cuando haces consciencia del ser que eres en verdad,  ese que se encuentra en el espacio entre pensamiento y pensamiento, tu mente se volverá una aliada para que escuches tu llamado a continuar la  creación y tus emociones la guía para mantenerte comprometido con tu proceso conscientemente. Viviendo en presente te encontrarás de frente la vía que conduce a alcanzar niveles de conciencia y espiritualidad más elevados, esa es tu verdad del alma.

¡Estás vivo! ¡Explota ese privilegio a toda máquina!

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.