¿Es la felicidad una prioridad para ti?

felicidad

Ser feliz es una aventura que debe durar toda la vida…

Estoy muy segura que si le preguntamos a cualquier persona si quiere ser feliz, la respuesta inmediata es SÍ, pero, ¿qué tan sincero es ese sí? ¿De verdad es la felicidad una prioridad en su vida? ¿Desea de corazón trabajar en los cambios para vivir feliz?

La felicidad es un estado interior que podemos capturar de instante en instante. No se trata de una meta, tampoco de un acto de magia. Es una forma de vida.


Quienes estamos expuestos a las redes sociales, Internet y material de lectura que involucra el desarrollo personal nos tropezamos a diario con frases positivas que asentamos con nuestra cabeza luego de una corta reflexión, internamente las reforzamos con un “es verdad” cada vez que las leemos, sea la primera vez o una de las miles en la que nos las encontramos. No hay duda de que entendemos el mensaje, sea directo o profundo el pensamiento estamos de acuerdo con su contenido. Ahora bien, ¿con qué frecuencia ponemos en práctica esos mensajes? ¿De vedad estamos dispuestos a perdonar, agradecer, dejar ir, salir de nuestra zona de confort, respirar profundo contar hasta 10 y ponernos en los zapatos de los demás? Creo que muchos de nosotros atesoramos esos pensamientos, los guardamos en una gaveta de nuestras mentes y lo sacamos como consejo para los demás. Siento que son unos pocos los que, de corazón, se atreven a ejecutar la sentencia. Y hay una razón, somos egoístas por naturaleza y desprendernos de la comodidad de tener la razón, de que el mundo deje de girar a nuestro alrededor y renunciar a ser merecedores de todo y cuanto queremos sin esfuerzo no es tan sencillo, nuestro instinto de supervivencia está diseñado para funcionar solo, sin acción ni disciplina.

La felicidad es una elección. La felicidad es cuestión de actitud. La felicidad es un estado mental. La felicidad comienza cuando das. La clave de la felicidad está en la paz interior… Todas son afirmaciones muy ciertas que sólo esperan a que, con honestidad y humildad, demos el primer paso a través de nuestros pensamientos para que se materialicen.

El arte de ser feliz empieza con una sencilla elección: creyendo en uno mismo.

¿De verdad quieres cambiar algo en tu vida? De ser así, todo es posible, ¡hazlo!, especialmente si se trata de tu felicidad.

Algunas cosas tardarán un poco más que otras, pero al final todas se logran manteniendo la constancia, trabajando en ello dispuestos a ponerle creatividad para intentar mil maneras hasta dar con una ganadora. Cuando uno prioriza sus necesidades se enfoca en los caminos que te llevan a cubrirlas.

Abrirse a la idea de pensamientos positivos y sanos es una estupenda manera de comenzar el recorrido. Hacer contacto con nuestro interior, el verdadero yo, y buscar nuestra única razón de ser son maravillosas brújulas para el camino. Comprender que todo lo que necesitamos para ser feliz lo tenemos justo a nuestro lado nos hará sentir, ver, palpar y vivir la felicidad, y eso no depende sino de nosotros y de nuestra actitud, de lo contrario tendremos una venda sobre nuestros ojos que nos hará ver borroso y distante lo que nos rodea.

No esperes los buenos momentos para ser feliz: sé feliz y los buenos momentos vendrán solos. Otra afirmación bastante acertada. Ser feliz debe ser un deseo verdadero para poder derribar las barreras que impiden disfrutar de lo que tenemos.

Si quieres adentrarte en el camino de la felicidad como estilo de vida, escribe en tu navegador web “pasos para ser feliz”,  te aseguro que encontrará millones de recomendaciones. También puedes preguntarnos por esta vía, te podemos recomendar material de lectura interesante para tu propósito. El hombre ha buscado la felicidad desde el principio de los tiempos, documentos hay de todas las épocas, lo importante es que tú desde tu interior desees ser feliz y eches andar… Si la felicidad es una prioridad para ti, renuncia a la comodidad, toma decisiones y hazte responsable de ellas. Por último,  trabaja en los cambios que tú y tu entorno requieren para estar feliz.

Si te sirvió esta reflexión, por favor compártela… las buenas noticias necesitan un poquito de impulso para llegar oportunamente al lugar correcto.

¡¡Feliz y bendecido día!!

Acerca de Ana Iriza C.

Ana Adela Iriza, curiosa del comportamiento humano... Licenciada en comunicación social. Graduada en la Universidad Central de Venezuela. Directora de la Revista Marcas Venezuela y de Pent House Creativo, Estudio de Planificación y Soluciones Editoriales.

Publicado el 24 mayo, 2016 en Actitud positiva, Alcanzar los sueños, Citas de vida, Coaching, Desarrollo humano, Desarrollo personal, Español y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. .

  1. esperanza.cabanzo

    Nuestra felicidad depende de nosotros mismos, es un estado mental, la clave esta en la paz interior de como nos sintamos día a día a pesar de las dificultades. Los buenos momentos vendrán solos

Deja un comentario