La La Land: ¿Los sueños se cumplen?

Hay sueños que no llegan a realizarse como esperabas…” Emma Stone.

Existen opiniones encontradas sobre la vida y sus semejanzas a las películas. Hay quienes defienden el argumento y por supuesto quienes lo rechazan; lo que si podemos afirmar es que la magia del cine tiene el maravilloso don de hacernos reflexionar. Una buena película invita a ver la vida desde otro ángulo, es una toma que nos conecta a tantas emociones que no podemos evitar sentirnos parte del mundo, por muy particular que seamos. Una película bien hecha, puede incluso abrir nuestra mente y hacernos reconocer las oportunidades cuando las tenemos frente.

En lo particular, adoro y me encanta el cine. Y aun cuando no soy una autoridad en la materia, me atrevo a decir que en algún momento TODOS, especialmente los soñadores, deben ir a ver La La Land.

 

La cinta de Damien Chazelle recientemente estrenada en carteleras, muestra cómo conspira el universo para juntarnos, cómo una acción lo puede cambiar todo, cómo las emociones moldean nuestros sueños, cómo actúa un amor sincero, y sobretodo, cuánta pasión, entrega y sacrificios requiere la felicidad. Las decisiones tienen un costo y debemos ser consiente de ello para estar plenamente satisfechos con los resultados que obtenemos.

No es la intención de esta nota hablar de cinematografía, ni predecir si La La Land será la gran ganadora de los premios de la academia, aunque hasta ahora se ha llevado unos cuantos galardones. Mi intención va más allá de recomendarla por la relevancia que pueda alcanzar en la industria del entretenimiento, quiero resaltar su mensaje, lo que en mi humilde opinión, es el verdadero enganche de la cinta.

Debo advertir que La La Land es una versión moderna del musical hollywoodense, un género que cautiva a los románticos por naturaleza, pero no muy popular entre los fans de la ciencia ficción, acción o el suspenso; sin embargo, dudo que decepcione. Todos necesitamos de ese masaje en el alma, porque una dosis de esperanza siempre es bienvenida. La trama es una inyección de buenas vibras y de energía positiva, de esa que invita a seguir, a dar el resto, porque justo a la vuelta de la esquina está nuestro gran premio.

Y aquí mi reflexión. Ciertamente, la vida no es una película. En la realidad no vemos con nuestros ojos cómo obran los otros personajes mientras no están a nuestro lado, ni hay escenas en cámara lenta, tampoco podemos echar para atrás para recuperar un detalle importante y, por supuesto, no existe una oportuna intervención de la música para inspirarnos, ni si quiera para darnos una pista si vamos por el camino correcto o si ya estamos llegando a la cima.

En definitivamente, en la realidad para saber dónde estamos parados sólo contamos con nuestra intuición, con nuestro sistema de valores y con la firme convicción de que estamos haciendo lo correcto para llegar a donde queremos. Contamos con nuestros recuerdos y nuestra capacidad de analizar y ver nuestros errores, aprendemos a la brava. Contamos con nuestra pasión y las herramientas que la naturaleza y la vida nos regalan para saber si vamos encaminados. ¡Hay que hacer uso de todo eso. Debemos vivir con propósito, con determinación y enfoque. Debemos insistir, aunque nuestras ideas suenen a novela rosa para otros. Debemos ser luz e impulso para quienes nos importan y tenemos que estar claro de nuestras prioridades para elegir!

La La Land nos demuestra que los sueños se cumplen cuando trabajamos en ellos, a pesar de nuestros sentimientos, y que estar feliz es producto de una decisión…

¡¡Vayan a verla, creo que es una bonita lección de vida!!

Aquí les dejo un pequeño resumen:

http://www.fotogramas.es/Festival-de-Venecia/2016/La-La-Land-Emma-Stone-Ryan-Gosling-y-el-arte-de-sonar-en-Venecia

Acerca de Ana Iriza C.

Ana Adela Iriza, curiosa del comportamiento humano... Licenciada en comunicación social. Graduada en la Universidad Central de Venezuela. Directora de la Revista Marcas Venezuela y de Pent House Creativo, Estudio de Planificación y Soluciones Editoriales.

Publicado el 24 enero, 2017 en Actitud positiva, Alcanzar los sueños, Citas de vida, Desarrollo humano, Desarrollo personal, Español y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario