No lo llames ‘cambio’, llámalo EVOLUCION. / Don’t call it ‘change’, call it EVOLUTION.

A lo largo de mi vida he experimentado muchos procesos de cambio y aunque en lo personal AMO los cambios, sí he notado que usualmente ha existido una tremenda y generalizada resistencia a él en la gente a mi alrededor en todos esos momentos. Como consecuencia, mi interpretación siempre había sido que la gente tiene una percepción negativa sobre la palabra ‘cambio’.

Con el objetivo de evitar subjetividades, decidí hacer una pequeña medición sobre cómo percibe la gente las palabras ‘cambio’ y ‘evolución’. Para mi sorpresa 73% de quienes respondieron tiene una percepción positiva de la palabra cambio. Debo confesar que esperaba un número similar, pero orientado a la percepción negativa. Y de aquí ahora nace otra inquietud, ¿por qué si es visto como algo positivo existe tanta resistencia a él? ¿O es que la percepción positiva es sólo hacia la palabra, pero NO hacia la acción de cambiar? Definitivamente material para más estudios posteriores.

Lo que no me sorprendió fue que 97% de las personas que respondieron perciben la palabra evolución de manera positiva y, 87% preferirían EVOLUCIONAR en lugar de cambiar si tuvieran que elegir.

Por supuesto que este pequeño ensayo no pretende en ningún momento ser un estudio con rigor científico, pero sí considero que es lo suficientemente revelador como para concluir que para reducir la resistencia al cambio debemos empezar por darle otro nombre que sea tomado con más positivismo. Es así como decidí llamarlo EVOLUCION.

¿Por qué mi interés en que la gente vea el cambio con otros ojos? Porque en mi opinión abrirse al cambio es abrirse a nuevas oportunidades; a nuevas posibilidades de tener una vida más satisfactoria para nuestro ser interior. No sé si mi amor al cambio se deba a que soy una optimista empedernida o a que soy un espíritu libre, pero lo que si se es que yo veo en él una apertura enorme a nuevas oportunidades y a nuevos aprendizajes.

Motivada por mi misión de vida de inspirar a otros para que logren una vida gratificante y que les llene desde lo interior hacia lo exterior, decidí hacer algo para reducir la negatividad que suele existir alrededor del cambio.

Y mi primer paso es invitarte a que cuando tengas frente a ti un escenario distinto al que tenías hasta ese momento, “no lo llames cambio, llámalo EVOLUCIÓN”.

I’ve experienced many processes of change throughout my life and I’m good with that because I LOVE change. However, I’ve noticed that usually people around me during those moments show a tremendous and generalized resistance to it. As a consequence, my interpretation of this had always been that people have a negative perception of the Word ‘change’.

In order to avoid subjectivity, I decided to do a little measuring on how people perceive the words ‘change’ and ‘evolution’. To my surprise 73% of respondents have a positive perception of the word change. I must confess I expected a similar number, but oriented to the negative perception. And now this raises another concern, why if it is seen as something positive is there so much resistance to it? Or is that positive perception towards the word only, but NOT towards the action of changing? Definitely more material for further studies.

What didn’t surprise me was that 97% of respondents perceive the word evolution positively, and 87% would prefer EVOLVING instead of changing if they had to choose.

Of course this little essay does not conclude to be a study with scientific rigor, but I think it is revealing enough to conclude that to reduce resistance to change we must start with a different name that is taken more positivism. Thus I’ve decided to call it EVOLUTION.

Why my interest in people to see the change through different eyes? Because in my opinion, opening to change is opening to new opportunities; opening to new chances to have a more satisfying life for our inner being. I don’t know if my love for change is because I may be a hopeless optimist or because I’m a free spirit, but what I do know is that I see in it a great opening to new opportunities and new learnings.

Motivated by my life mission to inspire others to achieve a rewarding life that fills them from the inside to the outside, I decided to do something to reduce the negativity that often exists around any directional change.

Today my first step is to invite you to do a little exercise when you may have before you a scenario that happens to be different to what you had faced so far: “don’t call it change, call it EVOLUTION”.

Por favor, síguenos y regálanos un "me gusta":
error

3 respuesta a “No lo llames ‘cambio’, llámalo EVOLUCION. / Don’t call it ‘change’, call it EVOLUTION.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.