Por qué elijo inspirar en lugar de persuadir (y tips para hacerlo)

sun-in-my-hands-1308778Por Jacqueline Antonetti Moreno – Comunicadora transformacional. Experta en diversidad. Autora #1 en ventas. Encuentra-soluciones.

Comencé el año 2016 con la decisión de combinar mis iniciativas de emprendedora con un “trabajo formal” como una manera de generar un mayor impacto positivo en el mundo. ¿Por qué? Porque aunque es cierto que observar desde afuera ofrece una hermosa vista del bosque completo -lo cual es muy útil para guiar a mis clientes en el proceso de encontrar sus propias (y mejores) soluciones-, también es cierto que a veces necesitamos colocarnos en la posición de los que están adentro para poder entender lo que ellos miran y, con eso viene la comprensión de cuáles son los obstáculos que están viendo. ¿El resultado? Un entendimiento más profundo de todas las piezas del rompecabezas, así como mayores oportunidades de inspirar una transformación positiva tanto en las empresas como en los individuos.

Así fue que empecé la búsqueda de empleo a principios de enero y, aunque no he encontrado trabajo aún, lo cual pudiera ser visto como un proceso infructuoso, he tenido éxito en añadir nuevos aprendizajes a mi vida profesional con tan sólo observar un par de cosas, de las cuales me enfocaré únicamente en la que considero relevante para este artículo.

Una de las habilidades más buscadas en cargos de mercadeo, comunicaciones y desarrollo de negocios es la capacidad de persuadir e influenciar a los demás. En otras palabras, la habilidad de “lavarle el cerebro” a la gente. Seamos honestos, las organizaciones quieren profesionales que convenzan a los demás de tomar decisiones que son convenientes para la empresa, sea que estas personas sean empleados, proveedores, clientes o potenciales clientes. Yo entiendo esto desde el punto de vista de negocios teniendo yo misma una empresa. Sin embargo, este es uno de los mejores ejemplos de lo que significa mirar solo el árbol que tenemos en frente, en lugar de mirar el bosque completo.

Cuando tratamos de persuadir o influenciar a los demás, nosotros actuamos como una fuente de cambio que viene de afuera. Entonces, como sucede con cada cambio que se produce de afuera hacia adentro, no es sostenible porque trabaja sólo en la superficie, lo cual hace que dure hasta que otra fuente externa los convenza de que lo que sea que ellos están siguiendo o a quien estén siguiendo no es la mejor opción para ellos. Y ¡pum! ¡Los perdimos! Y ahora debemos empezar nuevamente todo el proceso de “persuasión”, con todo el tiempo, dinero, esfuerzo y demás que esto implica.

Por el contrario, cuando nosotros inspiramos a la gente a tomar decisiones que apoyen una transformación positiva, creamos un cambio duradero. ¿Por qué? Porque la inspiración es una poderosa fuente de impulso que trabaja de adentro hacia afuera. La inspiración tiene que ver con la alineación de valores, y cuando nosotros como individuos tomamos decisiones que honran nuestros valores, o sea, nuestra esencia, nos hacemos “leales” a lo que sea (o quien sea) que seguimos y que está alineado con quienes somos realmente.

Cuando somos personas inspiradas, nos empoderamos, somos capaces de ver nuestra grandeza interior, elevamos nuestros niveles de autoestima, encontramos soluciones más fácilmente; en resumen, somos más felices, más positivos, nos comprometemos y nos volvemos más productivos. Y adivina qué pasa cuando un empleado actúa en alineación con sus valores, se siente empoderado, ve su grandeza interior, tiene más confianza en sí mismo, encuentra soluciones, es más feliz, más positivo, más comprometido y más productivo… ¡Inspira a los demás hacer lo mismo! Y ahora adivina qué sucede cuando tienes en la organización a más de una persona inspirada… ¡La empresa se hace indetenible!

Ahora bien, te preguntarás cómo inspirar a los miembros de tu equipo de trabajo para que adquieran todas esas maravillosas (y productivas) cualidades que mencioné anteriormente. A continuación te listo algunas opciones:

  • Coaching. Esta es una herramienta muy poderosa para inspirar un cambio positivo y sostenible en la gente y, por lo tanto, en las organizaciones. ¿Por qué? Porque la experticia del coach se utiliza para guiar el proceso que llevará al cliente a encontrar sus propias respuestas, alinear sus elecciones con sus valores personales y aclarar su visión. Después de esto, el individuo crea su propio plan estratégico personal para convertir su visión en realidad. En pocas palabras, ¡es una herramienta empoderadora por excelencia! Y que funciona a nivel grupal e individual.
  • Ejerciendo un liderazgo positivo. Justamente hoy leí una frase en Facebook (cuya autoría desconozco) que rezaba “El liderazgo no se trata de estar al mando, es cuidar de las personas a tu cargo.” Estoy de acuerdo con la primera parte de esta cita, mas no con la segunda. Un líder positivo no “cuida” a las personas a su cargo. Un verdadero líder positivo enseña a las personas a su cargo a ver en sí mismos la grandeza que el líder ve en ellos, haciendo de esta manera que se crezcan ante los desafíos y que asuman sus propias responsabilidades. El resultado facilita que como seres responsables, también entiendan el impacto que sus acciones tienen en el resto del equipo y, finalmente, en la empresa.
  • Siendo el ejemplo de los valores que profesamos, los cuales deberían estar alineados con los de la empresa. Como líderes somos el ejemplo a seguir, eso es claro. Ahora bien, para ser un líder que inspire un cambio positivo, es necesario que nuestras acciones sean congruentes con nuestras palabras. De lo contrario, es imposible lograr que nuestros seguidores confíen en nosotros y reduzcan su temor a ser quienes nacieron para ser.
  • Escuchando y honrando a nuestros empleados. Esto quiere decir que, si como resultado de un proceso de coaching y/o de los otros dos puntos anteriores a este, el individuo identifica que su rol actual no está verdaderamente alineado a sus valores personales y/o talentos naturales y que está capacitado para dar más, incluso quizás en otra área, nosotros, como líderes de equipo, deberíamos darle la oportunidad a esa persona de estar donde quiere estar, haciendo lo que quiere hacer. Esto traerá como resultado mayor compromiso, productividad, energía y aportes positivos al equipo (y a la empresa).
  • Abrazando la diversidad. Ayer escuché a Justin Trudeau, Primer Ministro de Canadá, decir algo que manifestó de manera perfecta y exacta lo que veo yo en la diversidad: “La diversidad es una fuente de fortaleza, no una fuente de debilidad.” Cuando integramos en el proyecto de hacer realidad una visión en común lo que hace a cada uno diferente, con sus fortalezas y oportunidades de mejoras individuales, logramos favorecer el surgimiento de las múltiples posibilidades. Esto se debe a que cada miembro del equipo se siente respetado y esto le genera la suficiente seguridad y confianza para “destapar” su potencial al máximo. Observar estas dinámicas en los equipos de trabajo es tremendamente inspirador para todos, como individuos y como grupo.

Para cerrar quisiera agregar que esas acciones, con ciertas variantes en la forma de aplicarlas, funcionan también para clientes, prospectos e incluso relaciones personales.

Si eres un individuo que desea vivir una vida inspirada o un profesional con un cargo gerencial en una empresa que considera que te gustaría aprender más sobre cómo inspirar en lugar de influenciar o persuadir, puedes contactarme directamente al correo electrónico jacqueline@jaminspira.com.

Si te gustó este artículo, te invito a compartir

 

Nota: Por cierto, sí, SÍ SÉ cómo persuadir e influenciar. Simplemente elijo inspirar en lugar de los otros dos : )

 

 

Acerca de Jacqueline Antonetti Moreno

[SPA] Soy una mujer, madre, esposa, amiga y profesional venezolana, inmigrante en Canadá desde 2011, con una profunda pasión por la comunicación, la creatividad y el servicio a otros. Especialista en comunicación social e integración cultural en el trabajo y la comunidad, actualmente aplico mi experticia en consultorías a empresas, Coaching Transformacional, soy facilitadora de cursos y talleres en la misma área y también me desempeño como oradora motivacional. Asimismo, creé el lema “Ser inmigrantes es una maravillosa oportunidad de reinventarnos”, soy la autora del libro No. 1 en ventas en Amazon Canadá “De soñarlo a lograrlo”, del “Proyecto Educativo S.O.F.I.A.”® y la creadora de numerosos talleres tanto digitales como presenciales. --- [ENG] I am a Venezuelan woman, mother, wife, friend and professional, born in Mexico and immigrant in Canada since 2011, with a deep passion for communication, creativity and service to others. As a specialist in communications and cultural integration in the workplace and the community, I currently use my expertise in business consulting, transformational coaching, facilitation of seminars and workshops, and motivational speaking. Furthermore, I created the slogan "Being immigrants is a wonderful opportunity to reinvent ourselves”, the "Educative Project S.O.F.I.A"®, and several courses and workshops, both in digital and onsite format. Also, I am the author of the digital book #1 bestseller in Amazon Canada “De soñarlo a lograrlo” (Spanish for "From Dreaming It To Achieving It", soon to be launched in English).

Publicado el 2 febrero, 2016 en Carrera, Coaching, Desarrollo humano, Español y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. .

Deja un comentario