¿Cómo reaccionas ante lo inesperado?

diseno-sin-tituloSucede que, aunque te esfuerzas mucho por lograr algo, no ocurre como lo pensabas. ¿Cómo reaccionas ante lo inesperado?

Si realmente haz planteado los objetivos claros, y actuaste de la forma correcta, hay dos formas de ver la situación…
De manera práctica…

Si lo que esperabas era razonable y te ha tomado por sorpresa, puedes analizar si ese resultado casual ha dependido de ti (¿Estaba en tus manos hacer, o no, algo al respecto?).
Porque muchas cosas tienen que ver con lo que puedes hacer, pero muchas otras no y pierde sentido castigarse por eso..

De manera emocional…
Esta es la parte más complicada. Seamos sinceros, lo que de verdad afecta no es tanto resultado en sí, sino cómo reaccionas.
Y por eso es muy interesante lo que dice Steve Chandler al respecto. Según él, cuando ocurren estas cosas reaccionamos generalmente así:
PASO 1. Lo consideras negativo.
PASO 2. Lo tomas de manera muy personal.
PASO 3. Procesas interna y externamente esa emoción, quejándote y diciéndoselo a todo el mundo.
Claramente, lo que pasa te afecta porque lo consideras negativo. Pero, ¿y si le vieras el lado positivo? ¿Y si la alternativa en realidad no fuera tan mala? ¿Cómo puedes aprovechar tú la nueva situación? ¿Qué has obtenido a cambio? Quizá sea tiempo libre inesperado, menos gastos en algo, etc. Así que en vez de enfadarte o pasar todo ese tiempo libre quejándote, ¿por qué no emplearlo de manera productiva para ti?
De ese modo, cada vez que algo no salga como esperabas, ante todo no etiquetes el suceso directamente como algo negativo, considéralo como un simple hecho.
Todo hay que decirlo, una cosa es sentir frustración o decepción brevemente y otra muy distinta es que esa emoción te controle y determine tus acciones.
Si eres capaz de ver ese resultado inesperado como un hecho, ni bueno ni malo, podrás responder “con cabeza fría” y sacarle partido, porque siempre hay algo positivo en lo que ocurre.

Fuente: http://coachdelaprofesional.com

Publicado el 13 diciembre, 2016 en Desarrollo humano. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario