Respirar adecuadamente puede dar un giro increíble a tu vida

Nada más vital que respirar; sin embargo, no significa que lo hacemos adecuadamente y aprovechando sus beneficios. La respiración es la clave de muchos fracasos y también puede llegar a ser el cristal para ver la vida en positivo…

Siempre cuestioné a los entendidos que plantean “respirar profundo y contar hasta 10 antes de hablar”, especialmente cuando uno está alterado por una discusión o frente a una de esas situaciones que disparan la ansiedad, el temor o la ira; y aunque es muy obvia la razón, no lo ponía en práctica. Probablemente te sucede; de ser así, esta nota es para ti.

La respiración es uno de esos elementos que favorece vivir en  “El Cuadrante de la Felicidad” ®.

Sigue leyendo, a lo mejor aquí encuentras el empujoncito necesario para tomar la decisión…

just breatheLa respiración, además de ser el proceso  biológico que permite la entrada de oxigeno al cuerpo y la liberación de ciertas toxinas, es la clave para el desarrollo personal y el pensamiento creativo, no en balde utilizamos el término “inspiración” – recibir el aliento – para definir un brote de creatividad. Según Leonard Orr, creador de la técnica Rebirthing o Renacimiento, la respiración sirve para convertir algo desagradable o desconocido de una persona en algo maravilloso de su conciencia normal. En otras palabras, la respiración es el medio, el vehículo, como también lo plantean distintas corrientes de meditación. Respirar profundo y bien sirve no sólo para relajar, también ayuda a activar, energetizar y conectar, pues el cuerpo queda libre de las toxinas.

“Meditar te hace feliz”

La respiración induce a la mente a un estado meditativo y meditar acalla el bullicio de tu mente. Una meditación efectiva comienza con un acto de respiración controlada, consciente, pero automática, evidentemente requiere de práctica. Respirar, en la postura correcta, en un lugar privado y con los ojos cerrados, trae pensamientos a la mente. Pensamientos que deben ser observados cual espectador de cine, sin juicio y consciente de lo que estás pensando, para luego dejarlos ir.

“La respiración es el cordón umbilical con la existencia”

La respiración no sólo permite nuestra subsistencia en forma básica, también es una ayuda para calmar emociones como la ira, el miedo, el estrés, la ansiedad y los temores; también sirve para modificar el estado de ánimo y renovar la energía para el día a día.
Respirar profundo antes de salir de casa, por ejemplo, es maravillosa manera de comenzar el día bien positivo y más renovado.

¿Cómo conseguir la calma? Poniendo en práctica una sencilla pero efectiva técnica llamada (TRP) Técnica de Respiración Profunda, con ella fácilmente se puede controlar reacciones, antes, durante y después de enfrentar una situación emocionalmente intensa.

La idea del ejercicio es hacer las distintas fases de la respiración de forma lenta y un poco más intensa de lo normal, pero sin llegar a forzarla en ningún momento, consiguiendo así recuperar el control y la calma.
1) Inspira profundamente mientras cuentas mentalmente hasta 4.
2) Mantén la respiración mientras cuentas mentalmente hasta 4.
3) Suelta el aire mientras cuentas mentalmente hasta 8.
4) Repite el proceso…

Ante la ira, la recomendación es expulsar la presión. ¿Cómo? En este caso, la respiración se afinca en la EXHALACIÓN profunda. No es recomendable suprimir ni ocultar la ira, pues trae efectos secundarios (presión alta, depresión y otros problemas de salud).

El objetivo principal del ejercicio de exhalación es eliminar la presión. La inspiración es más aire para un cuerpo a punto de explotar; la inspiración activa y llena de energía, mientras la exhalación relaja y libera. Si queremos controlar la ira lo que se necesita es exhalar fuertemente SOLTAR TODA LA PRESIÓN.

Cuando la sientas sobrevenir suelta todo el aire con fuerza, vaciando bien tus pulmones, no inspires hasta que tu propio cuerpo lo haga y luego, vuelve a vaciar fuertemente tus pulmones. Repite tantas veces como sea necesario, hasta sentir que la presión disminuyó y te sientes más tranquilo.

Pruébalo y verás como la respiración apropiada puede ayudar a cambiar el cristal con el que miras al mundo. Estar tranquilo mejora la forma de ver las cosas.

Por si fuera poco, la práctica habitual de tomar un instante para inhalar y exhalar aire profundamente trae beneficios a todo el organismo:
• Mejora la concentración y el rendimiento, pues respirar profundo aumenta el flujo de oxigeno al cerebro.
• Relaja y elimina tensiones
• Aleja malestares como dolor de cabeza.
• Libera endorfinas, que son la forma del cuerpo para luchar contra el dolor.
• Favorece la quema de grasas.
• Mejora la oxigenación de las células.
• Reduce riesgos cardiovasculares.
• Es un formidable medio de autoregulación física y psíquica, ya que canaliza emociones
• Acalla pensamientos negativos y renueva el estado de ánimo hacia uno placentero, de calma, de confianza y de equilibrio para pensar con claridad.
• Potencia el proceso sanador y terapéutico.
• El oxigeno extra que se obtiene de las respiraciones profundas le puede dar todo el impulso que se necesita para pasar un día.
• Respirar bien mitiga los desórdenes, las alteraciones o cambios de nuestra energía vital.

Toma conciencia de tu respiración, dedica unos minutos al día a practicar ejercicios de respiración que lleven tu mente a la serenidad. Una buena respiración propicia un cuerpo fuerte y sano, la respiración es metáfora de vida… ¡Respirar es vivir!

Acerca de Ana Iriza C.

Ana Adela Iriza, curiosa del comportamiento humano... Licenciada en comunicación social. Graduada en la Universidad Central de Venezuela. Directora de la Revista Marcas Venezuela y de Pent House Creativo, Estudio de Planificación y Soluciones Editoriales.

Publicado el 24 noviembre, 2014 en Desarrollo personal y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. .

Deja un comentario