Archivo del sitio

Ser agradecidos nos mantiene en evolución

Decir “gracias” con sinceridad, y profundamente agradecidos por el bien obtenido, es la herramienta más poderosa con la que contamos los seres humanos para crecer, evolucionar y tener éxito en esta vida.

Agradecer  a diario es maravilloso para nuestra salud física. Las personas agradecidas sanan más rápido, son capaces de alejar comportamientos perjudiciales y, además, son más felices. Dar las gracias llena de paz, tranquilidad y nos hace vibrar en una frecuencia de amor. Decir “graciases la mejor terapia frente a los problemas. No ser agradecidos hace daño.

Lee el resto de esta entrada

5 Acciones para saltar de una zona de confort a otra…

la-vidaPodemos ver la zona de confort como una de esas divinas estaciones de servicio, recarga y planificación que encontramos en el camino de un largo viaje. Como un oasis de corta permanencia donde descansamos, meditamos, evaluamos y soñamos. Un placentero lugar que irá perdiendo su encanto en la medida en la que entendemos que podemos ser más felices y conquistar espacios más evolucionados y apegados a nuestra visión de vida, propósito y sueño. Lo bonito de cada zona de confort es la energía y felicidad que nos brinda, motivándonos a saltar de una en otra infinitamente a lo largo de nuestra vida manteniéndonos siempre positivos.

Ni la vida más corta la podemos hacer de un solo tirón. Vivir implica hacer escalas para recobrar fuerzas, disfrutar un tiempo de nuestros logros, y luego enérgicos, conquistar nuevos horizontes. Necesitamos ir evolucionando, y la forma de lograrlo es convirtiéndonos en expertos saltadores de zonas de confort.

¿Qué hace falta? ¡Valentía! Arriesgarnos a ser cada día una mejor versión de nosotros mismos, elevar nuestras capacidades y estar dispuestos a sacarle el jugo a nuestra existencia.

Pasos para lograrlo:

Lee el resto de esta entrada

El arte de pensar, resolver problemas o encontrar soluciones

Quentin Tarantino

Quentin Tarantino… ¿pensar diferente es locura o genialidad?

La mayor parte de nuestra actividad mental suele estar orientada hacia problemas y no hacia soluciones.

¿Te has preguntado que tienen en común los genios como Da Vinci, Einstein, Beethoven, Steve Jobs..? Ellos pensaban diferente, hacían conexiones que más nadie era capaz de hacer hasta ese momento.

La mente puede trabajar en diferentes niveles. En el nivel más básico y elemental tan sólo se ocupa de la supervivencia. Como recurso, la mente se va formando un sistema de creencias artificial que la hace ser insegura y temerosa, lo cual pudiera resultar doloroso y hasta frustrante. En su interior, la mente tiene un aspecto más iluminado. Para tener acceso a esos niveles es necesarios abrir nuestros pensamientos e incursionar por el camino de la evolución consciente, lo que implica ser creativos; el problema y la solución se encuentran en distintos niveles de pensamientos. Pensar desde los problemas, sin importa cuanto lo hagas, no ayudará a encontrar la solución, ésta sólo aparecerá cuando se haga una pregunta potenciadora en otro nivel, por ejemplo, algo me molesta ¿qué uso le puedo dar?

Afrontar crisis quizás no sea lo más acertado, sino aprender a prevenirlas y “gestionar soluciones”

Lee el resto de esta entrada