Archivo del sitio

Siete indicativos de que el sistema educativo tradicional debe evolucionar

En numerosas oportunidades durante el último año se ha presentado frente a mí la idea de que la educación académica tradicional está caduca, lo cual me ha llevado a reflexionar mucho, al punto de inspirarme a crear el Proyecto S.O.F.I.A.®. Éste es un proyecto educativo que invita a la formación holística (es decir, completa, integral) y no sólo a la enseñanza de conceptos teóricos cuya comprensión en muchas oportunidades genera un verdadero dolor de cabeza y que muy probablemente no volvemos a utilizar más nunca en nuestras vidas.

Evolucion educativa

Debemos transformer el sistema educativo actual.
(Imagen cortesia de Proyecto 40)

Ayer, en dos momentos diferentes del día, se hizo presente esta idea de que la educación que actualmente (y desde hace muchos años) se imparte en las escuelas debe cambiar. Sucedió primero en un seminario de educación financiera al que atendí con mi esposo. La oradora mencionó varios ejemplos que realmente llamaron mi atención. Uno de ellos es el hecho de que -sobre todo en países de primer mundo-, durante la(s) primera(s) semana(s) de clases en la universidad, diversos proveedores de servicios de tarjetas de crédito visitan las instalaciones ofreciendo sus productos crediticios a los muchachos, pero no explican la importancia de mantener un buen record crediticio. Es decir, que es necesario hacer pagos a la tarjeta cada mes, aunque sea tan sólo la cuota mínima. Para los más adultos nos parece una información lógica y básica, pero señores para los más jóvenes _al menos muchos de ellos- no lo es porque nadie les ha enseñado cómo funciona realmente una tarjeta de crédito; no es dinero caído del cielo, es un préstamo y los préstamos hay que honrarlos. Aquí hago un paréntesis para recordar que los padres tenemos un rol protagonista en la formación de nuestros hijos. Sin embargo, lo que cada padre enseña a sus hijos suele ser el resultado de cómo sus padres lo enseñaron a él (ella). Por eso considero que la educación financiera debería ser parte del curriculum escolar. Es una manera de prevenir debacles económicas que afectan al mundo entero, no sólo a un individuo.

Más tarde, mientras navegaba en Facebook me crucé con una frase sarcástica y muy graciosa sobre uno de esos conceptos que nos enseñan en la escuela y que muchos de nosotros jamás volvemos a utilizar.

Dichas manifestaciones son –desde mi punto de vista- algunas de las evidencias claras de que no podemos seguir “formando” a nuestros niños y jóvenes como lo hicieron con nosotros hace 20 años o más. Lee el resto de esta entrada